El deber de no hacer nada

Se acerca agosto, el mes de vacaciones por excelencia en la cuna mediterránea, y con él las largas horas de los días cálidos ocupadas con… nada. O no. Permitirse desconectar es un lujo que hoy muy pocos se dan en una sociedad que idealiza la productividad y estigmatiza el tiempo libre incluso durante las ansiadas vacaciones.

Sin embargo, dejar que la mente deambule sin control es la receta perfecta para incentivar la creatividad y la productividad. Un paseo por el bosque, una siesta en la [...]

CONTINUE READING >>>